We Are Made in Italy: desfile de moda digital muestra la diversidad italiana | Semana de la Moda de Milán


Los vestidos de cóctel de la diseñadora de moda Claudia Gisèle Ntsama son una hazaña de ingeniería, sus bobinas de hilo desenredado parecen suspendidas alrededor del cuerpo como si estuvieran atrapadas en una telaraña. Ntsama, una de las cinco diseñadoras italianas negras poco conocidas en el centro de atención en el último día de la Semana de la Moda de Milán, se mantuvo trabajando como ama de llaves mientras creaba la colección. , por lo que cita a los mejores diseñadores japoneses Junya Watanabe y Yohji. Yamamoto como inspiración.

La diseñadora haitiano-italiana Stella Jean, protegida de Giorgio Armani, quien lanzó su marca hace diez años, describe a Ntsama como "un gran talento en la alta costura". Jean, activista por la igualdad y la diversidad en la moda italiana, cree que los desafíos que enfrentó Ntsama "hacen que su historia sea aún más extraordinaria y admirable, dada la sofisticación y el alto nivel de su trabajo".

Costuras ordenadas con flores Mokodu
Costura puntiaguda pintada con flores Mokodu Fotografía: Jon Bronxl

El desfile de moda digital We Are Made in Italy tiene como objetivo resaltar el racismo sistémico en la industria de la moda italiana y 'contrarrestar la idea errónea de que ser italiano y un representante del Made in Italy se trata de eso'. # 39; está siendo blanco. Al presentar los nombres y rostros de estos nuevos italianos, estamos haciendo una declaración contundente ”, dijo Jean.

La mayoría de los cinco diseñadores todavía tienen que ganarse la vida como diseñadores, ya que "han intentado durante años enviar sus currículums en Italia, pero nunca han recibido una respuesta", dice Jean. "Creo que tanta tenacidad y determinación justifican una oportunidad".

Modelo en camisa de seda
Joy Meribe se inspiró en su herencia nigeriana para sus camisas de seda estampadas Fotografía: Jon Bronxl

El espectáculo se filmó entre los dorados y los candelabros del Palazzo Clerici, uno de los palacios más bellos de Milán, que cuenta con un fresco del siglo XVIII de Giambattista Tiepolo, y se transmitió en vivo por el Canal Semanal del Moda de Milán.

Joy Meribe se inspiró en su herencia nigeriana para sus camisas de seda con estampados vivos; Fabiola Manirakiza creó ropa interior de alta seguridad. Macodou Fall (fundador de Mokodu) presentaba una costura puntiaguda pintada con flores y caballos danzantes; El diseñador de accesorios Karim Daoudi lució elegantes zapatos nude con un minimalismo limpio que hace un guiño a sus héroes Giuseppe Zanotti y Gianvito Rossi. Los cinco diseñadores fueron asesorados por el diseñador afroamericano Edward Buchanan y Michelle Ngonmo, fundadora de Afro Fashion Week en Milán, quienes, junto con Jean, son la fuerza impulsora detrás del movimiento Black Lives Matter en la moda. italiana.

Jean, Buchanan y Ngonmo creen que crear oportunidades para el talento creativo negro es una causa más importante que promover la diversidad de modelos. Jean señala que a raíz de Black Lives Matter, "todas las empresas han corrido a llenar sus moldes de modelos con modelos negros … No hay una coincidencia real con el cambio real y la integración real. en la fuerza laboral.

El racismo y la apropiación cultural han demostrado ser rampantes en la moda italiana. Gucci y Prada han utilizado imágenes de cara negra en colecciones recientes. Dolce & Gabbana se indignó por un anuncio que muestra a una modelo china comiendo pizza y espaguetis con palillos. A principios de este año, Marni se disculpó por usar un modelo negro en imágenes que evocan la esclavitud, diciendo que "mientras nos esforzamos por crear un mundo más justo … lamentamos sinceramente que nuestros esfuerzos estén causando aún más de dolor ".

“La nueva Italia es multicultural y no puede permitirse seguir apareciendo racista a los ojos del mundo debido a los errores de unos pocos, lo que a su vez se convierte en un estigma para todos”, dice Jean. “La moda es progresiva y simplemente no puede quedarse atrás. Incluso un campo como el fútbol, ​​que difícilmente podría considerarse de vanguardia, ha tenido el coraje de admitir que nuestro país tiene un gran problema con el racismo… y ha implementado con valentía duras medidas para combatirlo.

Vestido de fiesta de Claudia Gisèle Ntsama
"Hazaña de la ingeniería": el vestido de fiesta de Claudia Gisèle Ntsama Fotografía: Estamos hechos en Italia

Esta fue la segunda iniciativa organizada en la semana de la moda por el colectivo Black Lives Matter in Italian Fashion, que también reunió a marcas como Armani, Gucci, Prada, Salvatore Ferragamo y Valentino en un grupo de expertos a principios de semana. En este evento, Myriam Miller, una activista de 18 años, retó a las marcas a actuar sobre el apoyo que habían mostrado en las redes sociales a Black Lives Matter. “Todos ustedes nos prometieron el mundo con esos cuadrados negros. ¿Por qué te quedas en silencio ahora? Preguntó Miller. "Se jactó de un apoyo que nunca nos ha llegado aquí en Italia".

Ambos eventos representan victorias para Jean, quien se sintió frustrado por la respuesta inicial del Italian Fashion Board a sus propuestas de cambio positivo. Una respuesta de Carlo Capasa, presidente de la Cámara de la Moda Italiana, describió las iniciativas que Jean sugirió a principios de este verano como "fuera de nuestra esfera de responsabilidad", sugiriendo que "están bajo el gobierno y otros órganos ». Sin embargo, Capasa dijo recientemente a Womenswear Daily que "abrazó rápidamente" la propuesta de Jean para el escaparate We Are Made in Italy. "Estábamos emocionados de poder incluir este contenido, brindar una oportunidad y ser cada vez más inclusivos".

“Me complace decir que el presidente Capasa ya ha tomado medidas y está cumpliendo las promesas que hizo recientemente”, dijo Jean.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: